DROGAS Y DIMENSIONES

DROGAS Y DIMENSIONES

Debido a ciertas paradas en la jornada de mi vida recientemente pase mucho tiempo en el hospital con mi madre. Ella estuvo mucho tiempo en terapia intensiva y me dedique a observar varias situaciones curiosas que suceden cuando un ser terrenal está en estas crisis.

Primero observé y escuché con detenimiento los “sueños” y “pesadillas” de mi mami. Ella de entrada era un poco mas escéptica y reservada sobre mis creencias angelicales y holística. Curiosamente ella era muy intuitiva y leía excelentemente el tarot, pero aun así siempre me escuchaba con una ceja levantada mis historias y experiencias angelicales. Cuando le hacían sanación, lo recibía con cariño pero sin expectativas.

Mi mamá, al igual que yo, no tenemos ninguna escuela religiosa que nos rige. Nacimos judíos, sin embargo como dice mi papá, nos catalogamos “libres pensadores”. Esto es importante para entender el origen de los delirios y alucinaciones “médicas” de mi mama.

Paso 10 días terribles en terapia intensiva donde estaba bajo el efecto de muchos sedantes y entraba y salía conciencia a ratos. Lo que si noté era que eran muy curiosos sus “delirios”.

Me comentaba como en la noche unos monjes con luz alrededor de sus cabezas llegaban y no la dejaban dormir. Los veía con los ojos abiertos, no en estado de sueño. Que en la noche se la llevaban a una mesa de cristal donde le hacían cosas.

El siguiente día me comento como corrientes de luz pasaban por sus extremidades hasta su corazón. Que llegaban en formas de esfera y entraban por su cuerpo y que este proceso no la permitió dormir. Era curioso notar que al mismo tiempo mis amigas, quienes son trabajadoras de luz, le estaban enviando luz y estábamos meditando por su salud.

Un día, totalmente despierta, comentó que mientras el camillero la estaba llevando al cuarto de terapia intermedia vio sobre su cabeza dos Ángeles que se abrazaban con las alas. Dijo que era algo maravilloso y que le dio mucha paz.

Ya en terapia intermedia y sin sedantes seguía viendo niños que le traía luces y que tenían símbolos hindúes sobre sus cabezas. Obviamente no sabia que eran o significaban pero comento que no la dejaron dormir. Al grado que me dijo: “Diles a tus amigas que ya no me envíen luz que solo quiero dormir”

El neurólogo fue llamado y le cambiaron medicamentos y le dieron antiansiolíticos. Las imágenes terminaron. Ella ya estaba tranquila y pudo dormir.

Me quedé pensando: Si mi mamá fuera a alucinar con los sedantes no creo que su psique utilizará estas imágenes. Ella era fotógrafa que le encantaba comer. Yo me imagino utilizaría imágenes mas al par con su personalidad y no con la mía.

Quizás y uno pudiese defender  que fueron las drogas. Voy de acuerdo, pero no será que le abrieron un canal así como los hongos alucinógenos y ayahuasca utilizado por los chamanes? Desde la prehistoria hay evidencia de rituales utilizados a través de diferentes culturas, tanto Europeas, Africanas, Australianas como  Americanas que utilizan plantas para conectar a las personas con el mundo espiritual. Gran parte de los rituales religiosos y espirituales contenían de alguna manera un camino para relajar la mente y despertar el alma. Para callar la voz del no puede ser y abrir el camino a lo imposible.

Me llamó mucho la atención presenciar este fenómeno con una persona escéptica. A mi me comprobó mas que nunca la existencia de una fuerza que vibra con otra energía y en otro plano, que no solo por las drogas si no por la situación de vulnerabilidad se dejo ver a una persona que lo necesitaba mas que nunca.

Se los dejo como anécdota personal y los invito a que me platiquen de sus experiencias para formar una opinión completa.

BRILLEN VIBRANDO!!!

Libélulas y Suspiros

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Dirección:

Descartes #22 Col. Anzures
Del. Miguel Hidalgo C.P. 11590, CDMX

Correo:

marissa@balance22.com

Teléfono:

5531 4826