¿TENEMOS CONTROL SOBRE NUESTRA MUERTE?

¿TENEMOS CONTROL SOBRE NUESTRA MUERTE?

La muerte tiene dos cosas seguras, no importando como llegaste a ella:

Te toca porque te toca y no sabemos a ciencia cierta a donde te vas…. ¿Correcto?

Puede ser en cualquier minuto o hasta que tengamos 100.

Yo eh tenido la fortuna e inquietud de investigar y estudiar todo lo posible sobre este tema, al igual que varios otros temas espirituales. Me llama la atención desde chiquita y desde que me acuerdo creo en todo un proceso que incluye partir, reflexionar y reencarnar.   Desde pequeña tenia esta discusión con mi mama, ya que ella creía que uno tenia solo una oportunidad y todo terminaba a tu partida. Yo, muy terca, le dacia: “Si yo puedo creer tu también puedes creer.”

En otro blog…(ya que me di cuenta que el tema es muy extenso)…platicare la parte efímera de este proceso, pero quisiera compartir mis experiencias sobre la muerte y que tanto tenemos de decisión en ella.

Cuando yo tenia 7 años mi papa tuvo un accidente de error medico en el dentista donde se le paro el corazón. El regreso horas después contando toda su lucha contra la muerte. Fue la primera vez que escuche sobre el tunel de luz y los seres amorosos que te reciben. También comento como fue una sensación de amor absoluta y felicidad completa donde regreso solamente porque se acordó de mi y no podía dejarme sin padre. Lucho literalmente contra corriente y logro despertar. Hasta la fecha me llama la atención con el detalle que lo comenta. Eso fue hace años y mucho antes de que se volviera común este anécdota. Al comenzar a ver programas de televisión, entrevistas, libros y en general todas las investigaciones que he realizado se me hace poco probable la “coincidencia”de que todas estas personas tengan un hilo común de su experiencia al morir y luego regresar.

Nunca pense mas en la muerte hasta que me abuela se enfrento este reto ya a sus 80 años. Ella vivía con nosotros y siempre le preguntaba a mi mama si ya era el año 2000. “¿Para que insistes tanto abuela? …. Porque yo me quiero morir en el año 2000.   En el fin de año de 1999 mi mama le dijo que si ya era el 2000 para que estuviera tranquila. Mis padres tenían programados dos viajes… uno a Israel y uno a la India. Un día,  de la nada,  le dijo mi mama a mi abuela que ella sí esperaría para que regresara de Israel para que le contara todo pero que definitivamente no esperaría su regreso de la India para partir.   Debido a que se le iba el avión a mi abuela mi mama no le hizo mucho caso al comentario. El día que se fueron para la India ella estaba perfecta y se despidió de mis papas como si nada. En cuanto se subieron al avión ella sufrió una embolia cerebral. Yo fui la elegida, por el Universo, a ser su guia en esta ultima parte de su jornada. Fui corriendo al hospital y me dijeron que no sabían cuanto tiempo tenia pero que ya pronto partiría. Yo estaba sola, hija única y toda mi familia vive en los Estados Unidos. Yo sabia instintivamente que quería despedirse de todos sus hijos y nietos, pero no sabia porque sabia ya que ella no podía hablar. Le hable a toda la familia y en lo que prepararon sus cosas y consiguieron vuelos a México tardarían dos o tres días. Unos, como su hermana, no podrían hacer el viaje. Para ese entonces mis papas hicieron escala en Nueva York y cancelaron sus planes. Tenían problemas regresando a México y tampoco podrían regresar inmediatamente.   Uno por uno le fui pasando el teléfono a mis primos, tíos, etc para que se despidieran. Ella no hablaba pero sabia por sus ojos que estaba escuchando. Una noche casi se va, pero le pedí que esperara a mi tío que ya estaba en el avión y no tardaría en llegar. Milagrosamente se recupero y siguió luchando por estar aquí. Llego mi tío y entro con ella a solas y se despidieron y sanaron heridas.

Al salir, mi tío estaba cansado y me dijo que se quería bañar y cambiar de ropa y se fue al hotel. Yo creo que se estaba bañando cuando me avisaron que   ya había llegado el momento,  porque no logre conseguirlo. Corrí a estar a su lado y agarrándole la mano estuve presente para el ultimo aliento. Se sentía tranquila, en paz y lista para su próxima aventura. Ese momento me dí  cuenta que hay un cierto control sobre cuando nos queremos ir. Ella había  anunciado que se iría hasta el 2000. Ella había anunciado que estaría para un viaje pero para el otro no. Ella espero que se pudiera despedir de cada una de las personas que amara. Cuando logro todas sus metas partió con la luz. Me marco mucho este momento. Yo había oído: “Cuando te toca te toca”… ¿y si no?¿ Y si si hay un poco de control?

Cuando partió mi madre obviamente fue mas difícil para mi verlo como un caso ya que el amor y la emoción estaba mas aferrada al momento. Sin embargo paso hace un año y ya puedo lograr verlo  fríamente.

Anteriormente, en otro blog, les había comentado sobre sus “alucinaciones” antes de partir. Eh escuchado de muchas personas que cuando están por comenzar su viaje maestro son visitados y tienen varias “alucinaciones” sobre ángeles, seres queridos, puertas de luz, etc. Mi madre es una mas de estos anécdotas. En este post quiero comentarles como fue su partida.

Un pequeño paréntesis relativo es que mi tía abuela estaba muriendo mientras que mi madre estaba en el hospital. Ella había sido la alma gemela de mi madre y eran dos mujeres igual de fuertes, intensas y llenas de vida. Mi tía abuela tenia cáncer de páncreas y estaba por morirse. Ella le había dicho a mi mama que no tenia que venir a despedirse pero que ya había elegido su tumba a lado de un café y una galería de arte para cuando fuera a visitarla. Ella también sabia como y cuando y produjo todo el proceso. Mientras mi madre entra al hospital para lo que nosotros pensamos era una cirugía sencilla, nos enteramos que también padecía de cáncer de páncreas y le teníamos que quitar el tumor. Fue devastador saber que mi tía moría de justo lo que estaba enfermando a mi mama … (almas gemelas).   A mi mama no le quisimos decir todo para que la parte emocional no le afectara su recuperación, por recomendación de los doctores. Para no hacerles el cuento mas largo sobre mi tía abuela, nos comentaron que estaba inconsciente pero no quería partir. Le dije a mi mama, con la experiencia de mi abuela, que le hablara por teléfono y le diera permiso. Le dolió mucho a mi mama pero hizo esa llamada difícil. Esa misma noche partió mi tía…sabiendo que se había despedido. Nuevamente demostrando un poco de control sobre la situación.

El proceso de mi madre fue muy doloroso pero fue a su manera. Ella era directora y siempre quería hacer las cosas a su forma de pensar. No le habíamos comentado sobre su condición completa, pero era una mujer muy inteligente y ya se las estaba oliendo. Estaba en mi casa recuperándose de una tremenda cirugía y estaba avanzando muy bien. La noche que murió estaba tranquila y me dormí con ella como todas las noches. Me pregunto sobre la muerte, ya que yo estaba metida temas alternos y ella siempre lo vio como algo científico, y le comente que según lo que yo sabia era algo bello que regresabas a la luz y amor absoluto. Ella, según yo, preguntaba por preocupación de su tía quien había fallecido justo una semana antes. Nos dormimos agarradas de la mano y estuvo muy pacifico. En la noche yo me desperté porque sentí que prendieron una gran luz. Abrí los ojos y no había nada y pensé que estaba alucinando. A los 2 minutos me pidió ayuda para ir al baño fuimos y todo estuvo tranquilo. Al regresar a la cama oí un ruido de liquido y fue cuando me dí cuenta que se estaba desangrando. Todo fue muy rápido pero lo ultimo que nos dijo fue: YA YA… como diciendo ya no traten de ayudarme ya estoy lista.   Yo se el tipo de mujeron que era mi madre y ella definitivamente tomo control de la situación. Nunca hubiera querido morir lentamente con quimio, ni perderse poco a poco y mucho menos morir en un hospital con gente desconocida. Murió de manera inmediata, impactante y rodeada de su familia. Nuevamente veo que hay un poco de control en la situación. Curiosamente mi madre no era muy actualizada sin embargo seis meses antes de morir dejo escrituras, testamento, y todos los papeles importantes a lado de su computadora así como fácil acceso a sus cosas preciadas. Su conciencia obviamente no lo sabia, porque era una mujer vital… pero su alma se estaba preparando

Obviamente no soy experta en la muerte ya que no eh muerto… pero eh visto estos casos en mi familia y de manera cercana y muy personal. No creo que sea una coincidencia que estuve presente para dos aperturas de camino.   Creo que tenemos un poco mas de libre albedrío de lo que pensamos.

Estoy consciente que todo lo que vivimos es para compartir en espera que le ayude a alguien mas tu experiencia.  Es mi esperanza que pueda producir un poco de paz sabiendo que hay un plan y nuestras almas están un poco mas enteradas de lo que nos imaginamos…así dándonos un granito mas de fe que si hay una siguiente etapa.

GRACIAS POR LEER

Brillen Vibrando!!!!

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

Dirección:

Descartes #22 Col. Anzures
Del. Miguel Hidalgo C.P. 11590, CDMX

Correo:

marissa@balance22.com

Teléfono:

5531 4826